Dulces de Monte Turia, también en Halloween

La elaboración de dulces de Halloween caseros es toda una tradición ampliamente arraigada en la mayoría de hogares en Estados Unidos. Los americanos son unos expertos a la hora de elaborar dulces y recetas ambientadas en Halloween. Siendo los más pequeños los recompensados en el famoso “truco o trato”.

En España, aunque en los últimos años esta fiesta de origen celta ha ido cogiendo fuerza y relevancia, todavía quedan muchos rincones de nuestra geografía donde los dulces ocupan un lugar especial durante la fiesta de Todos los Santos. Sigue siendo una forma de mantener algunas tradiciones gastronómicas que siguen estando más presentes que nunca.

Una excelente idea para conservar estas tradiciones que tanto nos gustan es la de obsequiar a nuestros seres más allegados con una caja de nuestro variado surtido o bien con cualquiera de nuestros dulces más clásicos. En nuestro amplio surtido y con muy poco presupuesto se pueden preparar tanto dulces de Todos los Santos. Pero también pueden resultar ideales para regalar bolsas de dulces para Halloween.

Dulces de Todos los Santos, una tradición que sigue muy viva

Si hablamos de dulces típicos de Todos los Santos es inevitable mencionar a los famosos panellets de Cataluña (aunque también están presentes en Baleares y Comunidad Valenciana). Se trata de unos riquísimos pastelitos redondos que se preparan de diferentes maneras. Como nuestras delicias de almendras.

Otros dulces típicos también de esta fechas están relacionados con la castaña. Sobre todo en las zonas del norte, donde este fruto en otoño se encuentra en su máximo esplendor y resulta ideal para comer caliente con el frío.

En estas fechas también son muy comunes comer los pestiños andaluces. Se caracterizan por su rebozado de miel, el dulce de membrillo, y muy típicos tanto en Andalucía como en Extremadura, elaborados con este riquísimo fruto de temporada.

Los huesos de santos, elaborados con mazapán o los buñuelos de viento, un pequeño dulce rebozado en azúcar y cremoso por dentro, son otros ejemplos. Y nos muestran que los dulces siguen estando muy presentes durante estos días.

Así que no hay mejor plan para Halloween o Todos los Santos que quedarse en casa en compañía de la familia y amigos, tomar un buen café y acompañarlo con un dulce de nuestro surtido. Sin duda, puede ser la mejor manera de afrontar el frío del otoño de la manera más relajante y placentera.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest